Rubén J.

Cuando al regresar a casa después de mi primera sesión en Lukkap, mi mujer me preguntó sobre cómo había ido la sesión, yo le resumí aquella primera entrevista en Lukkap con tres palabras: acogida, acompañamiento y método.

Cuando una persona se encuentra en una situación de desempleo, la acogida es muy importante, y en ello Ester fué impecable: calidez, empatía y profesionalidad. Desde el primer instante me quedó claro que para Lukkap yo era ante todo una persona, y que Lukkap tenía un método para ayudarme en el que yo era el protagonista absoluto de mi proceso.

 

La responsable de mi acompañamiento fue Rosa. No me ha fallado ni uno solo de sus consejos. Sabiamente, y con empatía y humanidad, me ayudó a trazar la estrategia a seguir, a definir objetivos y método, y el resultado ha sido un éxito rotundo.

También valoro muy positivamente las sesiones grupales. Los consejos, técnicas y distintos puntos de vista aportados por los consultores aportan riqueza al proceso y, ni que decir tiene, el contacto humano e intercambio de experiencias con los compañeros de curso resulta muy reconfortante.

En conclusión, Lukkap ha sido una gran experiencia y un éxito rotundo.

 

Ruben J. posando con el equipo de lukkap sonrientes
Compartir:
Utilizamos cookies propias y de terceros para para identificar problemas para mejorar nuestro sitio web mediante productos personalizados basándonos en los hábitos de navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Puede obtener más información, o bien cambiar su configuración pinchando en nuestra Política de Cookies | Cerrar