Qué es el metaverso y qué beneficios tiene estar en él

Saber qué es el metaverso puede hacerte salir airoso de muchas conversaciones últimamente. Y es que, desde que Facebook (ahora Meta) comunicase que la compañía tenía planes de moverse a este nuevo universo, rara es la conversación en la que no se escucha hablar de ello. Y es que, el metaverso en un concepto conocido por muchos, pero entendido por pocos.

que-es-el-metaverso

Qué es el metaverso y qué beneficios tiene estar en él

Polémicas aparte, vamos a intentar explicar de dónde viene y hacia dónde va el metaverso, si se trata de un concepto de moda pasajero o si es algo que estará muy presente en nuestras vidas y los posibles beneficios que parece que podrá llegar a tener en un futuro (hasta el momento, se están dando los primeros pasos con ciertos gatillazos, pero con buenas previsiones).

Muy pocas personas lo saben, pero el concepto de metaverso lleva presente en nuestra sociedad desde la década de los 90. La primera persona en hablar de él fue Neal Stephenson, escritor de la novela de ciencia ficción Snowcrash. En ella, el escritor relata la historia de un repartidor de pizza que se convierte en un héroe de guerra al entrar en este mundo virtual, al que él llama el metaverso. Y es que, este concepto que en los 90 parecía inalcanzable, está a la vuelta de la esquina, pero todavía está rodeado de múltiples preguntas: ¿se puede tener una personalidad y profesión en la vida real y otra distinta en el metaverso?, ¿ganaré más dinero en el metaverso o en la vida real?

Entonces, cuando nos referimos al metaverso, ¿a qué nos referimos exactamente? Cuando hablamos del metaverso, nos referimos a un espacio inmersivo virtual en el que las personas pueden interactuar usando la tecnología. La realidad es que este espacio, sirve para mucho más que jugar y divertirse. Es un espacio, en el que sus usuarios podrán comunicarse entre sí y trabajar, igual que en el mundo físico.

Este espacio esta basado, principalmente, en tres tecnologías que lo diferencian de todo lo que hemos visto antes:

  • Realidad extendida o XR: Es el término paraguas que engloba la realidad virtual, la aumentada y la mixta. Lo que con su evolución hará posible que la experiencia en el metaverso sea cada vez más inmersiva y accesible desde cualquier dispositivo.
  • Blockchain: Una base de datos distribuida que permite que la transacción de información sea mucho más segura y rápida, lo que se traduce en el metaverso como “ser dueño de tus propios datos”, ya que la información de cada uno no se encontrará en un solo servidor, sino en muchos y distribuidos aleatoriamente.
  • Inteligencia artificial o AI: Tecnología clave para el desarrollo y diseño de objetos en el metaverso, así como la definición de la interactuación de estos objetos con los usuarios.

¿Por qué ahora sí parece posible el metaverso?

Como hemos podido observar, el metaverso va mucho más allá de lo que nos pensábamos inicialmente. Es más que una fiesta o una quedada online. Es más que una versión 3D de la vida real, ya que, en esta plataforma, seremos dueños de nuestros datos (hecho que hoy no es posible) e incluso podremos adoptar identidades y versiones de nosotros mismos que no se pueden contemplar en la vida real. Y, por último, el metaverso es más que un lugar para grandes empresas con un gran capital. La realidad, es que es un mundo lleno de oportunidades que nos permite explorar y llegar a muchas más personas que en el mundo físico del que disfrutamos ahora.

Así pues, ¿cómo hemos llegado a plantearnos esta situación e incluso a verla como posible dentro de unos años? Todo esto es posible gracias a la evolución de la web (o internet) y más, precisamente, a la llegada de la web3.

Toda esta evolución comienza con el nacimiento de la web 1 (más conocido como internet). En los 90, lo único que podíamos hacer con nuestros ordenadores de mesa era acceder al contenido que creaban las empresas, ya fuesen noticias, artículos… pero ninguno de esos contenidos podía ser creado por particulares. Esto cambia con la llegada de la web 2. De hecho, hoy en día ya hay gente que vive de crear de contenido. Ahora no son solo las empresas las que crean, sino también los usuarios que, a la vez, son capaces de interactuar con este y dar su opinión. Sin embargo, el contenido que generan, no les pertenece.

Son numerosos los casos en los que creadores de contenido tienen que lidiar con que plataformas como Instagram o YouTube les eliminan publicaciones y estos no pueden hacer nada ante su decisión. Esto pasa porque tanto nuestros datos como nuestro contenido están centralizados en su servidor.

Bajo esta premisa surge la web 3, o lo que es la casa del metaverso. En esta nueva fase del internet, el usuario podrá seguir creando contenido que pasará a ser totalmente de su pertenencia, ya que los datos estarán descentralizados gracias a la tecnología blockchain.

Beneficios de «estar» en el metaverso

Visto todo lo anterior nos gustaría ahondar en los posibles beneficios que, como empresa, podría tener dar el paso a esta nueva realidad.

  1. Visibilidad de marca: Más de 27M de espectadores acudieron al concierto que Travis Scott organizó en Fortnite (el videojuego más parecido al metaverso que conocemos). Un número de asistentes impensable para cualquier espacio físico en el que podamos pensar.
  2. Monetización: Nike Digital (la división de la compañía Nikeland, el mundo virtual de Nike en el metaverso) aporta ya el 26% de los ingresos totales de Nike. En poco tiempo sabremos cuánto de estos ingresos proceden del metaverso y cómo evoluciona esta cifra.
  3. Networking: 16,3K de personas se presentaron a la subasta anual de Christie’s a través de la plataforma de OpenSea. Esta plataforma se utilizó para observar los cuadros y después pujar por ellos. Con el desarrollo de la tecnología, este tipo de eventos tendrán el potencial de convertirse en espacios que vayan más allá de lo transaccional y den pie a conversaciones entre clientes.
  4. Testeo de nuevos productos/servicios: Meta va a lanzar el programa de Horizon Worlds Creator Bonus únicamente en USA para estudiar el comportamiento de creadores de contenido. Aplicaciones en la función de recursos humanos como poder seleccionar, formar y desarrollar a las personas en un espacio único que genere emociones y sensaciones hasta ahora nunca vividas por el ser humano.

Sin duda estar en el metaverso no será una opción descartable, será como internet, o estás o no existes. No tengamos miedo a entrar, a investigar, a analizar y ver qué posibilidades existen para nuestra compañía. Empezar los primeros nos dará una ventaja competitiva más. Nosotros ya nos hemos lanzado al metaverso y esperamos veros pronto por ahí.

¿Te ha gustado? Te recomendamos seguir leyendo:

El metaverso: una simulación muy real se abre paso en Experiencia de Cliente

Metaverso y Experiencia de Empleado: Un mundo de oportunidades

¿Te ha parecido interesante?

Suscríbete y recibe las mejores historias escritas por nuestros equipos.

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento. Lee aquí nuestra política de privacidad