Liderazgo en el entorno digital – Experiencia de Empleado

Lukkap 7 junio, 2022
Compartir:
Liderazgo en el entorno digital ¿Cómo asegurar la experiencia de mi equipo?/ ¿Cómo mantener la experiencia de mis empleados? A […]

Liderazgo en el entorno digital

Liderazgo en el entorno digital ¿Cómo asegurar la experiencia de mi equipo?/ ¿Cómo mantener la experiencia de mis empleados?

A pesar de que la transición hacia el trabajo en equipos remotos era una realidad, las circunstancias que ha provocado la última pandemia han generado una aceleración en la velocidad de este proceso, vivimos en un mundo cada vez más globalizado y digitalizado, donde la transformación organizacional de las empresas es el paso previo para la transformación digital y es que ya contamos con equipos  híbridos o completamente en remoto pero, ¿ya has adaptado la manera en la que te relacionas con ellos?

El manager clave en la EX de nuestros empleados

Dentro de la relación entre empleados y compañías existe un elemento clave para la experiencia: nuestro manager, ya que todos los momentos de relación con él afectan directamente a nuestro compromiso o grado de recomendación (eNPS) (Informe IMEX 2021)

Según el último estudio del IMEX de experiencia de empleado de 2021, la figura del manager resulta además crucial para la personalización de la EX, cayendo en 29pp cuando no se le da el soporte adecuado al equipo pero en este nuevo paradigma ¿sabemos cómo hacerlo?

Los managers se enfrentan a un doble reto:

  • Gestionar nuevos equipos de trabajo (integrados por diferentes talentos,áreas, ubicaciones,etc
  • Comprender la nueva naturaleza del trabajo y definir cuáles son las nuevas buenas prácticas en la interacción con sus equipos tanto presenciales como remotos, manteniendo la cohesión con y de su equipo dentro de este nuevo modelo

Entonces ¿cómo implementamos un liderazgo en remoto con éxito sin minar la experiencia de nuestros empleados?

Encontrar nuestro estilo de liderar y trabajar con nuestro equipo será nuestro mayor desafío. No existe un único estilo, por lo que conocer cuáles son los estilos más habituales y saber cómo mapear a tu equipo será fundamental para que así puedas definir tu propio estilo siendo capaz de adaptarlo a cada miembro.

En este nuevo paradigma, nos convertiremos en el punto de unión que conecta la compañía con el empleado por lo que nuestro papel será crucial.

Para apoyarte durante todo en este proceso, te proponemos las 11 claves del liderazgo en equipos en remoto e híbridos para que puedas configurar tu propio decálogo.

Reflexionar sobre qué significa cada una de ellas y cuáles son las más importantes para tu equipo, te ayudará a configurar las bases de este nuevo modelo

Liderazgo en el entorno digital

  1. Establece alianzas y acuerdos. Sentar las bases y acordar con el equipo cómo queremos trabajar juntos será el primer paso. Esto nos permitirá reflexionar y declarar lo que necesitamos para funcionar bien y definir nuestro código compartido.

 

Por ejemplo, abrazar nuestras imperfecciones, mostrando nuestra realidad: estamos en nuestro hogar, sin preocuparnos demasiado de lo que ocurre en el fondo, pudiendo hacer alusiones al mismo si supone una interrupción y sin que nadie se sienta avergonzado por ello,

 

  1. Orientación a resultados: Hacer un esfuerzo de planificación nos ayudará a tener objetivos con hitos definidos y metas claras. Si vas delegando tareas sin ser consciente de cómo impactan en tu equipo, lo más probable es que afecten a su bienestar y tenga un impacto negativo en su productividad. Sentir los avances y comunicar los mismos es básico cuando estamos separados. Esto requiere por parte de los líderes un esfuerzo planificador más fino y mejor detallado que en el trabajo presencial.
  2. Herramientas adecuadas: Asegúrate que todos los miembros del equipo tienen las herramientas adecuadas (no sólo de tecnología, también de gestión), las conocen, saben usarlas y las comparten entre ellos. Haz llegar las instrucciones claras de cómo usar estas herramientas, y asegúrate de su comprensión por parte de todo el equipo.
  3. Pre+ocúpate de las personas: Es muy importante la gestión y el acompañamiento emocional, y cuando se trabaja en la distancia y en soledad, mucho más. Fomenta un trato más cercano y humano no sólo es importante preocuparte por el grado de avance, sino por la persona. Reserva espacios para ir más allá de lo meramente profesional, preguntando cómo se sienten y acompañándolos de cerca una vez hayan compartido sus emociones.
  4. Cuida el lenguaje: Cuida mucho el lenguaje verbal y escrito. El mail/whatsapp no tienen tono y se pueden malinterpretar. Si tienes que dar mensajes clave o delicados a una persona de tu equipo, refuérzalo usando videollamadas.
  1. La coordinación y cooperación son vitales. Haz reuniones periódicas para establecer prioridades con el equipo, al menos una vez a la semana, e incluso diariamente (breves) para evitar duplicidades o lagunas de responsabilidad principalmente en proyectos compartidos. Encontrar el punto medio entre “perseguir” y abstenerse a la hora de hacer seguimiento es esencial para mantener a los equipos motivados y cohesionados.

Liderazgo en el entorno digital

  1. Pregunta y escucha feedback/feedforward. Genera una cultura de dar y recibir feedback continuo de las personas de tu equipo. ¿Qué funciona y qué no? ¿Cómo podemos mejorar la relación? ¿Qué nos puede ayudar a tener una mejor experiencia? Has de ofrecer a los miembros de tu equipo la oportunidad de expresar sus opiniones, con el objetivo de establecer juntos los pasos hacia la mejor solución. Entrena y practica los básicos del liderazgo (escuchar, preguntar, observar, …) una y otra vez.
  2. Comparte los avances y los logros. Resume y comparte semanalmente lo que ha hecho el equipo y los avances y logros conseguidos. No te centres sólo en el “Qué”, es muy importante además profundizar y tomar conciencia del “Cómo” lo estamos haciendo. Da contexto e informa al equipo pues eres el canal “oficial” de información.
  3. Felicita, agradece y reconoce. El reconocimiento y la gratitud son valores que todos los líderes deberían practicar y que en la distancia se convierten en vitales. Apreciar y valorar el esfuerzo, además de los logros, y transmitirlo tanto a nivel grupal como individual, acorta las distancias, genera confianza, proximidad y motivación.
  1. Adapta tu liderazgo. No todos los miembros de tu equipo tienen la misma madurez y necesidades de soporte y apoyo tanto a nivel tecnológico, de habilidades y competencias de teletrabajo, de actitud, y estado emocional, como de las circunstancias personales que les rodean. Adáptate a ellos y desde ahí ayúdales a desarrollarse a nivel profesional y humano.
  1. Genera confianza no vigilancia. Al implementar un modelo de trabajo remoto o híbrido, también debes ser consciente de que tienes que empoderar a tu equipo. Fomentar la confianza en tu grupo es una de las claves para evitar el micro- management así como malos entendidos

Encontrarnos en un entorno de confianza es fundamental para los empleados, generando diferencias significativas en el nivel de recomendación de la compañía y en el grado de vinculación, cayendo este último de 9,3 a 6,8 en los niveles en los que esta disminuye (datos del IMEX 2021)

Cuando hay confianza ​se admiten las debilidades, los errores y se aprende de ellos​, se pide ayuda​, se aceptan preguntas y aportaciones sobre las áreas de las que son responsables​, se concede el beneficio de la duda antes de llegar a conclusiones negativas​, se ofrecen y aceptan disculpas​, se generan oportunidades de trabajar en grupo​.

La confianza hace que los miembros del equipo no tengan miedo a mostrarse vulnerable entre ellos. ​

​Por ello debemos trabajar en cada una de las variables de la fórmula de la confianza(1): credibilidad, intimidad, fiabilidad y ego.

Como líder tu rol no es ofrecer todas las respuestas, sino proporcionar los medios para encontrarlas y esto no podemos olvidarlo en remoto, estar al lado de nuestro equipo, es crucial para asegurar una buena experiencia.

¿Cómo podemos apoyar a nuestros managers a conseguir este liderazgo en remoto?

Cuando un manager empieza a trabajar en un entorno digital, no significa necesariamente que esté preparado para ello. De hecho, suele traer consigo una curva de aprendizaje ya que se tiene que adaptar a este nuevo paradigma que trae consigo además una nueva forma de relacionarse con su equipo.

Aunque el liderazgo en ocasiones es una cualidad innata en algunas personas, para la mayoría es algo que hay que aprender y trabajar a diario, más aún cuando nuestro equipo está en remoto, pues los momentos de relación que teníamos con ellos pueden llegar a diluirse (exceso de reuniones, picos de trabajo…) y es más difícil identificar las emociones a distancia y gestionar los diferentes conflictos de origen emocional que se puedan producir en el equipo. En este sentido, identificar estas variaciones emocionales del equipo es crucial para evitar consecuencias negativas en la cohesión y bienestar emocional de las personas que lo conforman, y, por tanto, en su experiencia con la compañía.

Es por ello, que desde la compañía debemos impulsar la figura del manager como pieza clave de la experiencia de sus equipos, formándole y dotándole de las herramientas adecuadas para que sea capaz de hacer realidad la experiencia deseada día a día, ya que, en este entorno BANI(2) , la gestión del cambio y el liderazgo en la incertidumbre serán aspectos cotidianos con los que se enfrentará y tendrá que estar preparado, adoptar un enfoque flexible y el compromiso con un desarrollo continuo. Esto ayudará a los líderes a sentirse más cómodos con los futuros retos a superar.

Y es que el manager es la correa de transmisión entre la dirección de la compañía y los equipos de trabajo.

El futuro de trabajo está aquí ¿estas preparado para liderarlo con éxito?

Fórmula confianza (1): The Trusted Advisor, de Maister, Green y Galford,

BANI(2): acrónimo para definir el entorno actual, donde se hace referencia a momentos quebradizos, ansiosos, no lineales e incomprensibles. Tiempos de caos. Es decir, situaciones derivadas de la crisis y el cambio. Sus siglas quieren decir Brittleness (frágil), Anxiety (que genera ansiendad), Nonlinearity (no lineal), Incomprehensibility (incomprensible)

¿Te ha gustado? Te recomendamos seguir leyendo:

III Índice de Medición de la Experiencia de Empleado

Los managers referentes en los momentos de incertidumbre

 

Lukkap 7 junio, 2022
Compartir:
¿Te ha parecido interesante?

Suscríbete y recibe las mejores historias escritas por nuestros equipos.

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento. Lee aquí nuestra política de privacidad