Invertir en los altos potenciales maximiza los resultados de la compañía

Autor: Lukkap
Compartir:

Llevas varios años en tu compañía, eres responsable de un equipo de personas y das por hecho que conoces a los altos potenciales, a aquellos que destacan, pero ¿te has parado a pensar cómo los has identificado?

Vivimos en un mundo de cambio constante, en el que tenemos que tomar decisiones de gran impacto con mucha rapidez. Por ello, es fundamental contar con las mejores herramientas de nuestro lado para tener la máxima información posible a la hora de decidir.

Según el estudio realizado por IDC Research, Evolución Tecnológica de los Recursos Humanos, tan solo un 3% de las empresas en España, considera de forma prioritaria a sus empleados para ocupar un nuevo puesto. No obstante, está contrastado que quienes se incorporan desde otras compañías tienen una productividad y rendimiento significativamente inferior a los promocionados internamente en los dos primeros años y su coste es un 20% más elevado. Entonces, ¿por qué no apostamos por nuestros empleados?

Las razones son múltiples, pero dos de las más habituales son:

  1. No existe un programa de detección de altos potenciales dentro de las organizaciones y se delega esta tarea al responsable de cada departamento, ya que se considera que ellos conocen a sus equipos y son capaces de identificar a los mejores, normalmente según sea su desempeño.
  2. Los programas de altos potenciales son mejorables en múltiples aspectos: desde cómo se identifica a los empleados que forman parte de estos programas hasta la eficacia y relevancia de las actividades de desarrollo que se plantean.

Por estos motivos, cuando la alta dirección se plantea seleccionar a una pieza clave para su equipo, muchas veces prefiere apostar por la selección externa: su credibilidad está en juego.

Tras analizarlo y trabajarlo en profundidad, hemos detectado ciertos predictores de altos potenciales que detallamos a continuación:

  • Engagement: Compromiso con la empresa, encaje cultural y de valores. Compartir y promover los valores de la compañía como propios en cada interacción con todos los stakeholders.
  • Learning agility: Iniciativa continua, proactividad para entender y aprender mediante nuevas ideas, experiencias e información. La curiosidad insaciable está potenciada por el cambio, la experimentación y el feedback (apertura y aceptación tanto del feedback y del cambio para seguir aprendiendo y mejorando)
  • Determination: Búsqueda de retos, superación de obstáculos y aprovechar oportunidades arriesgadas que son resultas con ingenio y tenacidad. Tiene la auto disciplina para centrarse y alcanzar los retos.
  • Conceptualization: Procesa una gran cantidad de información de muchas fuentes distintas y lo utiliza para darle forma a sus conocimientos, simplifica lo complejo y rompe el status quo. Capacidad para interpretar lo global y pasarlo al plano práctico.
  • Versatility: Capacidad para gestionar las fuerzas, visión y procesos que fomentan una amplia escala de transformación. Es el empoderamiento de cada una de las personas de la organización para adaptarse e incluso anticiparse, crear los cambios que son el futuro.
  • Empathy: Capacidad para entender a los demás, ponerse en su lugar y adaptar la comunicación. Reconocer las emociones, comprenderlas y actuar en consecuencia para obtener los mejores resultados para todas las partes involucradas.

Los predictores enumerados previamente van ligados a una serie de competencias sociales y técnicas que pueden seguir desarrollándose en función de los resultados obtenidos; es decir, que una vez realizado el assessment del candidato a formar parte del programa de altos potenciales, no solo sabremos hasta dónde puede llegar, sino las competencias concretas a trabajar para conseguirlo.

Este es un punto clave, ya que podremos desarrollar a cada persona en aquello que necesita para ser un futuro líder de la organización.

Para concluir, es conveniente reforzar la importancia de tener un programa de altos potenciales con los números que implica para nuestra organización, ya que, según diferentes estudios científicos, invertir en las personas adecuadas, maximiza los resultados de la compañía de la siguiente forma:

  • El 1% de los mejores empleados impacta en un 10% de los resultados de la compañía
  • El 5% de los mejores empleados impacta en un 25% en la cuenta de resultados
  • El 20% de los mejores empleados, lo hace en un 80% de los resultados de la empresa

Es más, tener a un alto potencial en un equipo, multiplica la fuerza de todos los que le rodean y la eficiencia de sus compañeros se incrementa de un 5 a un 15%.

¿Aún te planteas no tener una herramienta excelente para identificar a tus futuros líderes?