Diseño circular: Tendencia en el diseño de servicios

Belén Ventura 19 enero, 2022
Compartir:
El diseño circular, la metodología de diseño perfecta para tu empresa, tus consumidores y nuestro planeta. Como hemos venido comentando […]

El diseño circular, la metodología de diseño perfecta para tu empresa, tus consumidores y nuestro planeta.

Como hemos venido comentando a lo largo de este año en diferentes talleres sobre diseño de servicios, es fundamental que los servicios siempre partan de un conocimiento de la experiencia de cliente que nos ayude a conocer sus necesidades y elementos valorados. Sin embargo, hay otras muchas tendencias a tener en cuenta a la hora de diseñar servicios y hoy nos gustaría hablaros de el diseño circular.

 

El diseño circular como clave para la sostenibilidad

No es ninguna novedad que cada vez son más las catástrofes climatológicas que nos afectan cada día debido al cambio climático. Y eso es solo una pequeña prueba de lo que está por venir. Así lo explica Bill Gates en su nuevo libro “Cómo evitar un desastre climático”. Este libro, no es solo una guía; sino también un grito de socorro para que la sociedad cambie hacia una economía circular, que respete el medio ambiente y lo haga prosperar antes de que sea tarde.

¿La clave para realizar esta transición? El diseño. No somos los únicos que lo pensamos, la fundación de Ellen MacArthur lleva años trasmitiendo la importancia de esta metodología. En uno de sus episodios de la serie “Design leaders”, Joe Iles, circular design lead dentro de la fundación Ellen MacArthur, se refiere al diseño como “el momento en el que establecemos las normas”. Y es que, el diseño puede llegar a tener hasta un 80% de importancia en el impacto medioambiental del servicio o producto diseñado.

En nuestra economía actual, la gran mayoría de los productos, una vez han cumplido su propósito, acaban en la naturaleza, desechando una gran cantidad de químicos y sustancias nocivas que permanecen miles de años en nuestras aguas y bosques.

 

articulo

Sin embargo, el diseño circular va mucho más allá. En este se tienen en cuenta desde los materiales usados para producir el producto, hasta la energía con la que este mismo se va a fabricar. En resumen, es un tipo de diseño en el que el producto está pensado para la regeneración de la naturaleza, de manera que jamás acabe en un vertedero.

¿Qué puede hacer por mi empresa el diseño circular?

Como hemos visto al principio del artículo, la economía/diseño circular tiene grandes beneficios tanto para las empresas, como para los consumidores y, por ende, para nuestro planeta.

Veamos algunos de los más importantes:

  • Reducción de riesgos: cambiar de materiales poco sostenibles, no renovables y con dependencias geográficas y políticas, a materiales sostenibles y renovables y de producción local. No solo hará que las transacciones de tu negocio sean mucho más fáciles, sino que también te proporcionará una estabilidad de precios y seguridad a tu negocio mucho mayor. Al recuperar tus antiguos productos, recuperas materiales que puedes volver a usar, reduciendo la dependencia de proveedores.
  • Customer centricity: cada día es más la información que disponemos a nuestro alcance como clientes. Así lo demuestran el 61% de consumidores que han decidido informarse sobre la sostenibilidad de nuestro planeta, y han dejado de usar materiales de un solo uso. Así qué, ¿por qué no pensar en las necesidades de nuestros clientes y proporcionarles aquello que buscan?
  • Aumento de ingresos y beneficios: con el diseño circular, tu empresa obtendrá nuevas oportunidades de negocio y mercados. Con los residuos generados puedes volver a generar productos (sin coste de materia prima) que sean usados para: La reventa, reparaciones de productos ya existentes o incluso para la re-fabricación.

Y ahora que ya hemos visto la teoría, ¿por qué no pasamos a la práctica?

A continuación, un caso de una startup que nos inspira cada día a seguir aplicando esta metodología y, seguidamente, un caso de éxito en el que hemos tenido el placer de participar.

 

Notpla: we make packaging disappear

Esta pequeña startup fue creada en 2013 por dos ingenieros con una misión muy clara: salvar al mundo de los envases de plástico.

Creando envases para todo tipo de líquidos y solidos, Notpla ya ha llegado a formar parte del maratón de Londres, sustituyendo a las botellas de plástico de un solo uso que todos conocemos.

Siguiendo el modelo de la economía circular, Notpla utiliza como materia prima uno de los recursos naturales más renovable del planeta: las algas pardas. Además de ser comestible, este material es biodegradable, por lo que, si alguna vez acabase en nuestros océanos o bosques, desparecerían de manera natural en 4/6 semanas sin dejar rastro alguno de cualquier tipo de residuo.

En resumen, Notpla es un ejemplo perfecto que cumple con todas las etapas de la economía circular; utiliza materia prima de recursos renovables (que consumen poco) y, una vez ha cumplido su función, vuelve a la naturaleza ayudando a otros recursos naturales a crecer (ya que el envase de Notpla puede convertirse en compost).

We created Good Pharma for one reason: we care.

Nuestro siguiente caso se trata de la empresa Goodpharma, basada en California.

Fundada por Gary Shinner y Jill Portman, dos emprendedores concienciados en aportar salud al sector de las bebidas desde el conocimiento profundo de los beneficios funcionales de alimentos y plantas. Goodpharma es ya una apuesta consolidada en EEUU.

Su filosofía va muy de la mano de esta metodología que, tal y como ellos la definen, se resume en una frase muy significativa: la farmacia de la naturaleza. Entendida como un conjunto de productos que ayudan a las personas a mantenerse más saludable, por dentro y por fuera, garantizando así una mejor versión de sí mismo y un mundo mejor.

Su sistema innovador de packaging, reciclable y a partir de materiales vegetales sostenibles e industrialmente compostables, proporciona un ritual único a los amantes del café y el té.

Tuvimos la suerte de ayudar a Goodpharma a trasladar a sus potenciales consumidores su papel dentro de la economía circular, con mensajes que impactaran tanto en la notoriedad y relevancia del producto, como en indicadores de negocio como la probabilidad de compra y repetición y la probabilidad de utilizar como sustitutivo a sus bebidas actuales.

Gracias a un panel con consumidores potenciales, pudimos ayudar a la compañía a entender su encaje en el mercado y cuál era su perfil de consumidor target y qué demandaban de un producto como Goodpharma, para así definir su estrategia de posicionamiento y lanzamiento de producto.

 

Belén Ventura 19 enero, 2022
Compartir:
¿Te ha parecido interesante?

Suscríbete y recibe las mejores historias escritas por nuestros equipos.

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento. Lee aquí nuestra política de privacidad