Autor: Lukkap
Compartir:

«Si cambiamos el concepto del trabajo y olvidamos las prácticas del siglo pasado y empezamos a pensar en el trabajo como fuente de felicidad, empezaremos a concebir correctamente la flexibilidad».

Y es que ante un momento de cambio en el que ser flexible no es una opción, «las empresas deben abandonar conceptos como el presentismo, horarios o políticas comunes y deben pensar en autorresponsabilidad, libertad, meritocracia, productividad y felicidad.

Rafael Vara, CEO de Lukkap, pone en valor la flexibilidad como un elemento clave para el futuro y progreso de las empresas para un nuevo reportaje para La Razón.

Consulta el artículo completo aquí.

Flexibilidad: el gran quebradero de cabeza de las empresas