Las ventajas de implementar un plan de igualdad

ana-altomonte
Ana Altomonte
Directora de Employee Experience
14 de abril, 2021
En este último año, en España, son muchas las compañías que están viviendo una situación de cierto desconocimiento e incertidumbre acerca de cómo abordar la implantación de un plan de igualdad obligatorio, tras la entrada en vigor del Real Decreto 901/2020. Por él se regulan los planes de igualdad y su registro público, que deben implementarse e inscribirse en todas las compañías que superen los 50 trabajadores.

Plan de igualdad: implementación y beneficios

Si bien es cierto que la pandemia mundial y la paralización de muchos procesos provocó que esta medida se quedará en stand by, el tiempo para registrar esos planes se agota. 

La situación recuerda al momento de la entrada en vigor del Real Decreto 902/2020 de igualdad retributiva para hacer efectivo el derecho a la igualdad de trato y no discriminación entre mujeres y hombres en cuestiones retributivas.

Claves para implantar un plan de igualdad

Por ello, si algo está claro es que urge más que nunca que las compañías estén preparadas para afrontar las nuevas medidas en materia de igualdad, pero, sin duda, aún es más importante saber aprovechar sus beneficios y ventajas antes de que sea demasiado tarde.

¿Qué significa el plan de igualdad?

La implantación de un plan de igualdad tiene como objetivo eliminar cualquier tipo de desigualdad o discriminación que pueda darse en una compañía por razón de sexo, para integrar la igualdad de trato y oportunidades entre hombres y mujeres.

¿Cuáles son las 4 palancas clave de las empresas para implantar un plan de igualdad?

  1. El empleado en el centro. Partir de lo que vive y siente el empleado: poner el foco en el empleado será clave para construir políticas y procesos en base a las verdaderas necesidades de las personas.
  2. Autoevaluación. Realizar un diagnóstico adecuado con el objetivo de determinar mejoras: sin un estudio detallado previo no se obtendrán estrategias realizables y con impacto que ayuden a definir el plan de igualdad de género.
  3. Auditoría. Aplicar una sólida auditoría salarial: de esta forma, el objetivo de conseguir una paridad de sueldos será equitativa y respaldada por los datos.
  4. Sensibilización de los empleados. Puede llevarse a cabo a través de planes de formación y resulta clave para trabajar la concienciación sobre la igualdad entre los empleados.

¿Por qué es importante un plan de igualdad en la empresa?

Plan de igualdad: implementación y beneficios

En España, según los últimos datos del mercado, el contexto es el siguiente:

  • La brecha salarial española entre hombres y mujeres se sitúa en el 21,4 %
  • En caso de que hubiese habido igualdad de género, y en un momento pre pandemia, el PIB Español se hubiese incrementado en 230. 847 M €, lo que significaría tener 3.2 M de empleos femeninos más
  • Si no se toman las medidas adecuadas, necesitaríamos 35 años en España para alcanzar la igualdad de género

La decisión de implantar medidas que apoyen el plan de igualdad obligatorio supone una gran coyuntura para las compañías. Sin embargo, hay que mirar más allá y tener claro que los resultados y beneficios proporcionados por este avance, tendrán impacto tanto en la organización como en la experiencia de sus empleados. 

Así pues, está claro que las empresas tienen mucho que ganar y que, sin duda, apostar por la igualdad será el camino hacia el verdadero cambio para muchas organizaciones.

Oportunidades y beneficios de los planes de igualdad

 

Plan de igualdad: implementación y beneficios

Así, las principales ventajas que se derivan de la implantación de un Plan de Igualdad son las siguientes:

1. Reducción del absentismo laboral

Se produce una reducción del estrés en las plantillas, como consecuencia entre otras cosas, de una mejora entre la conciliación de la vida laboral y familiar, haciendo que la compañía sea un lugar mucho más atractivo en el que trabajar.

2. Mejora del clima laboral

Con la reducción de diferencias entre empleados y empleadas, se produce una mejora en el clima laboral, y por lo tanto, las probabilidades de conflictividad en el lugar de trabajo se reducen.

3. Gestión del tiempo

Este tipo de medidas facilita el uso del tiempo de una manera más lógica y racional. Además, genera una gestión de la función del departamento de RRHH mucho más cercana y adecuada a las prioridades actuales.

4. Flexibilidad

La flexibilidad es uno de los aspectoss fundamentales en la empresa hoy día. Las políticas de conciliación de la vida laboral y familiar implican una gestión de los Recursos Humanos más adaptable y dinámica.

5. Aprovechamiento del talento

Con medidas laborales igualitarias y de conciliación se equilibran las oportunidades de contratación y retribución para premiar el talento, sin discriminación. Se ahorra por tanto en selección y formación y se fideliza a los miembros del equipo.

6. Responsabilidad social creíble

Las empresas que incluyan esta medida en su plan pueden transmitir una imagen de excelencia y de compromiso real tanto a la sociedad, al cliente como al empleado. Para ello, el plan de igualdad debe trascender el papel y aplicarse en el día a día.

7. Transformación de la cultura organizacional

Se genera una nueva cultura organizacional alineada a políticas de innovación y de responsabilidad de la compañía que favorece a la cultura laboral.

8. Evitar sanciones

Las empresas que están obligadas a implantar un plan de igualdad en su organización se enfrentan a sanciones de hasta 180.000 euros si no cumplen con este requisito, por tratarse de un imperativo legal.

9. Preferencia en la adjudicación de contratos de las administraciones públicas

Esta es otra de las ventajas que desde la dirección de la compañía puede percibirse como positiva muy rápidamente. Así pues, las empresas con un Plan de Igualdad implantado y actualizado pasarán a estar mejor posicionadas para la adjudicación de contratos públicos.

La implementación de un plan de igualdad no debe considerarse solo una obligación, sino que debe verse como una gran oportunidad para las compañías españolas. 

Los beneficios de esta medida de obligado cumplimiento la configuran como la ocasión perfecta para las empresas que quieren dar un paso más allá.  Definir un plan de igualdad y aplicarlo significa apostar por la responsabilidad y, sobre todo, por el compromiso con el verdadero motor de las organizaciones: las personas.

¿Te ha parecido interesante?

Suscríbete y recibe las mejores historias escritas por nuestros equipos.

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento. Lee aquí nuestra política de privacidad

¿Deseas obtener más información?

Contáctanos

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento. Lee aquí nuestra política de privacidad