El impacto del coronavirus en los procesos de selección abiertos

ana-altomonte
Ana Altomonte
Directora de Employee Experience
17 de marzo, 2020

Covid-19. Como habréis podido comprobar, no se habla de otra cosa.

De un virus que ha pasado de ser, en pocos meses, un absoluto desconocido para la gran mayoría de la población a ser, según la propia OMS, una pandemia con terribles consecuencias a todos los niveles, más allá de la salud.

Un virus que, lamentablemente, ha provocado una situación de caos, incertidumbre y miedo que hace tiempo era, sencillamente, absolutamente imposible de imaginar. Una situación en la que el ser humano toma consciencia, quizá muchos por primera vez, de su absoluta vulnerabilidad y fragilidad. No somos nadie, que dirían algunos.

En estos momentos en los que el mundo parece que se paraliza, en el que lo incierto se apodera del mercado laboral y las empresas dejan en suspenso “hasta nuevo aviso” muchos de sus planes, proyectos y procesos de selección. ¿Qué ocurre con aquellas personas que se encuentran en búsqueda de empleo? ¿Qué pasa con los procesos de selección abiertos? ¿Cómo se puede afrontar este momento en esas circunstancias tan extraordinarias como esta?

Dicen que “el pesimista se queja del viento, el optimista espera a que cambie, y el realista ajusta las velas”. Si se trata de búsqueda de empleo, es momento de ajustar las velas. A continuación, os damos unos consejos sobre cómo poder hacerlo, cómo afrontar la búsqueda de empleo en tiempos de coronavirus:

  • Asegúrate de dejar la puerta abierta en aquellos procesos que hayan quedado en “stand by” o con futuro incierto. Piensa a largo plazo, trata de dejar huella. Agradece el tiempo que te han dedicado como candidato en ese proceso, el haber tenido la oportunidad de darte a conocer y haber conocido más sobre ese puesto y empresa que ha despertado tu interés, hasta el punto de haberte postulado para unirte a ella. Haber conocido a aquellos que tienen cierto “poder de contratación” para la misma. Recuerda que “la gente olvidará qué dijiste, olvidará lo que hiciste, pero nunca olvidará cómo les hiciste sentir”.
  • Aprovecha para afinar y planificar la búsqueda de empleo: recapacita sobre qué es lo que realmente quieres, qué proyecto te apetece de verdad, qué tipo de rol te apetece desempeñar ahora, para qué tipo de empresas o sectores.  Y, sobre todo, piensa qué debes hacer para llegar a ellas, organízate, ponte un plan de acción para ello, un horario, una disciplina. Buscar trabajo es un trabajo en sí y, en momentos como este, un trabajo complejo. Dedícale tiempo.
  • Aprovecha para reflexionar sobre tu valor como candidatoConócete, haz un DAFO sobre ti mismo (Debilidades, Amenazas, Fortalezas, Oportunidades)

D: ¿Cuáles son tus áreas de mejora? ¿Qué necesito aprender/desarrollar para lograr mi objetivo?

A: ¿Qué amenazas u obstáculos externos pueden ser una traba para lograr mis objetivos?

F: ¿Cuáles son tus fortalezas? ¿Qué te distingue del resto y hace único?

O: ¿Qué oportunidades tengo a mi alcance? ¿De qué aspectos externos me puedo beneficiar? (ej. Mi red de contactos, la demanda del mercado de perfiles como el mío, dominar idiomas en un mundo cada vez mas globalizado).

 

  • Una vez reflexionado, aprovecha para aumentar tu valor como candidato: dedica tiempo a potenciar tu CV, a hacerlo más atractivo y diferenciarte. Dedica más tiempo a las RRSS, mantente activo y diferénciate también en ellas, ahora que el mundo virtual cobra aún más protagonismo. Fórmate, aprende, aprovecha el auge de cursos y promociones de formación online.
  • Por difícil que parezca, trata de mantener una actitud positiva“Las circunstancias externas pueden despojarnos de todo, menos de una cosa: la libertad de elegir cómo respondes a esas circunstancias

Crea tu momento, espera tu momento y, cuando llegue, estate preparado para aprovecharlo.

¿Te ha parecido interesante?

Suscríbete y recibe las mejores historias escritas por nuestros equipos.

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento. Lee aquí nuestra política de privacidad