Entrevista de trabajo BEI: claves para reclutadores

Ignacio Fernández de Piérola
Socio Director
10 de noviembre, 2020
La mejor manera de predecir la adecuación de una persona para un puesto de trabajo es, sin duda, la observación directa de su comportamiento a la hora de desarrollar el trabajo en cuestión. Pero, ¿cómo podemos saber su futuro desempeño y acertar en la selección antes de que el profesional se incorpore a la empresa? De ahí la importancia de la entrevista de trabajo BEI.

La entrevista de trabajo BEI permite identificar a los profesionales más adecuados por el puesto

En algunas ocasiones, tanto empresas como candidatos afrontan el proceso de selección priorizando el “olfating”. Es decir, se valora si su experiencia más o menos encaja con lo requerido y si es una persona con la que es fácil trabajar, en vez de evaluar en profundidad las capacidades o competencias de dicho entrevistado. Y, sin embargo, esto último es lo que debería constituir la base sobre la cual los equipos de RR.HH. pensaran el diseño de las diferentes pruebas y entrevistas que componen un proceso de selección. No debemos olvidar que un mal proceso de selección es el comienzo de un camino de frustraciones, tanto para la propia compañía como también para la persona seleccionada.

¿Qué es una entrevista BEI o por incidentes críticos?

Por ello, cada vez son más las organizaciones que basan el proceso de selección o el desarrollo de las personas en correlacionar los comportamientos observables del entrevistado con los requisitos demandados del puesto en cuestión. De esta manera, la predictibilidad de las pruebas de selección se incrementa notablemente. Una de las entrevistas más efectivas para lograr este objetivo es la Entrevista de Incidentes Críticos (Behavorial Event Interview), también conocida como entrevista BEI.

Una entrevista de trabajo BEI es una entrevista semiestructurada en la que el entrevistador indaga sobre experiencias recientes vividas por el entrevistado con el objetivo de obtener comportamientos concretos con el máximo detalle posible para poder codificarlos en competencias. De esta forma, gracias a una entrevista de trabajo BEI, se pueden detectar aquellas habilidades y aptitudes que determinan la capacidad para realizar algo y correlacionarlas con un puesto de trabajo o el desarrollo profesional que espera una compañía de sus empleados.

¿Qué beneficios aportan estos tipos de entrevista?

Son varias las ventajas que nos aporta una BEI respecto a otros tipos de entrevista o formatos de proceso de selección. Entre ellas destacan las siguientes:

  • Ayuda a visualizar comportamientos e indagar sobre las motivaciones. Por ejemplo: qué le movió a hacer una u otra cosa o qué le hizo sentir de una forma u otra al entrevistado. Esto, sin duda, es algo clave, ya que lo que sabemos se puede aprender y desarrollar, pero lo que nos mueve es mucho más complicado de trabajar.
  • Es una de las entrevistas más efectivas para evaluar la adecuación al puesto. La entrevista BEI es un magnífico instrumento para seleccionar e incrementar la correlación entre lo vivido y detectado en el proceso de selección y el éxito futuro en el desempeño en ese puesto de trabajo.
  • Permite seleccionar de forma más precisa, además de ser realmente útil para la formación y el desarrollo. Y es que no hay mejor manera de formar y desarrollar, que hacerlo basándonos en las capacidades y motivaciones de aquellas personas que deseamos hacer crecer.

¿Cómo hacer una buena entrevista de trabajo?

Para poder llevar a cabo estos tipos de entrevista durante el proceso de selección, será primordial la organización y la preparación de un protocolo de actuación. En concreto, si queremos que la entrevista de trabajo sea un éxito, es importante ceñirnos a los siguientes pasos.

Presentación

Primero de todo, el entrevistador debe presentarse y mantener una conversación distendida para crear una atmósfera agradable y de confianza. En esta fase inicial, el reclutador debe dejar claro el objetivo y el formato de la entrevista, además de recordar la confidencialidad de la misma.

“Como sabes, X, se está llevando a cabo un proceso de selección/proceso de desarrollo profesional. El objetivo de esta entrevista es conocer tus principales características personales que utilizas en el día a día»

Introducción

Tras la presentación, el entrevistador debe hacer un breve repaso por la trayectoria académica y profesional del entrevistado y preguntar por su puesto actual o el último puesto que ocupaba.

«Haremos primero un repaso a tu C.V., centrándonos en aquellos aspectos más significativos. Será muy breve. Luego hablaremos un poco de tu puesto actual: sobre tus principales responsabilidades»

Desarrollo

Ahora sí, el entrevistador ya puede pasar a abordar aquellas situaciones en las que el entrevistado pueda llegar a contar en detalle lo que vivió, sintió y pensó. Para ello, cada hito debe ser contado de la siguiente manera:

  • La historia vivida debe ser desarrollada bajo la misma secuencia:

a. Inicio

b. Relato de la situación

c. Desenlace

«Para cada situación, dame primero una visión general de la misma en un par de minutos. Cuéntame quiénes estaban implicados, cuál fue el resultado»

  • La experiencia debe ser reciente, es decir, del último año o que haya sucedido en los últimos 18 meses máximo. De no serlo, se perdería calidad en el detalle.

«Me gustaría que me contases algunos ejemplos concretos de situaciones que te hayan pasado en el último año/18 meses en tu trabajo actual o actividades anteriores, si las hay en ese periodo»

  • El candidato debe ser el protagonista de la historia, explicándola en primera persona y en pasado.

«Lo que más me interesa, es el papel que jugaste tú. Qué es lo que hiciste, qué dijiste, qué pensaste, y qué sentiste en esa situación. Intenta hablar en primera persona del singular»

En este punto es muy importante que el entrevistador sea capaz de conducir la conversación de tal manera que, en un momento dado, el profesional se olvide de que está en la propia entrevista de trabajo y simplemente reviva, paso por paso, la situación vivida y su comportamiento en cada momento.

Cierre

Una vez recogida toda la información necesaria, el entrevistador deberá dar espacio al aspirante de las pruebas de selección para resolver cualquier duda que le haya podido surgir e indicarle los próximos pasos tras finalizar la entrevista BEI.

¿Cuáles son las preguntas de esta entrevista de trabajo?

Es recomendable que, tras relatar una situación concreta, el reclutador intente constantemente reconducir la entrevista de trabajo BEI procurando saber lo que ocurrió y qué hizo el entrevistado. Por todo ello, algunos de los ejemplos de preguntas frecuentes en este proceso de selección son los siguientes:

  • ¿Qué dijiste en ese momento?
  • ¿Qué pensaste?
  • ¿Qué hiciste?
  • ¿Qué sentiste cuando ocurrió eso?

Es importante recordar que es una técnica para entrevistar y que, en ocasiones, puede resultar un tanto brusca y directa. Por ello, como hemos comentado, es importante haber preparado al entrevistado para esta situación.

¿Qué aspectos hay que tener en cuenta para un proceso de selección exitoso?

Junto a las pautas antes mencionadas, es importante tener en cuenta una serie de claves a la hora de realizar la entrevista de trabajo BEI y acertar con la selección. Y es que, cuando somos los responsables de las pruebas de selección, debemos prestar atención a lo siguiente:

  • Buscar un espacio tranquilo y crear un ambiente de calma y confianza con el entrevistado.
  • Tener claras las competencias que se quieren identificar y los comportamientos asociados a ellas.
  • Fijar las pautas desde el principio para que el entrevistado tenga claro cómo será el desarrollo de la entrevista de trabajo.
  • No dudar en interrumpir tantas veces como considere necesario para reconducir la entrevista o lograr que se realice de la forma correcta. Por ejemplo: si el entrevistado no habla en primera persona, si el hecho no es reciente, etc.
  • Cuidar la experiencia del candidato. Es imprescindible mostrar a los aspirantes que la compañía se preocupa por su bienestar, especialmente manteniendo una comunicación fluida desde la postulación, hasta la decisión final, sean o no los elegidos.

De este modo, vamos a poder identificar aquellos perfiles que mejor encajarán en el puesto vacante en cuestión. No es algo baladí, pues en los últimos años, el porcentaje de profesionales que abandonan el proceso de selección o renuncian al empleo en los primeros días de contrato ha aumentado en un 20 %, según un estudio de LinkedIn. Así, gracias a la entrevista de trabajo BEI, podremos mejorar la fidelización de los empleados.

¿Te ha parecido interesante?

Suscríbete y recibe las mejores historias escritas por nuestros equipos.

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento. Lee aquí nuestra política de privacidad