Redes sociales y búsqueda de empleo - Lukkap: Consultora de Transformación Internacional

Autor: Lukkap
Compartir:

La tecnología también está revolucionando los RRHH. Hoy en día la selección de candidatos ya se hace en gran parte usando las redes sociales. Al mismo tiempo aquellos que mejor construyen su marca personal, ya utilizan las redes como escaparate para dar a conocer su trayectoria, logros y objetivos profesionales.

Por mi experiencia yo pondría el foco en seis consejos básicos para optimizar la búsqueda de trabajo a través de esta vía.

  1. Posicionarnos dentro de una área de actividad: resulta básico aclarar que nuestra experiencia profesional tiene que ver con las finanzas, los Recursos Humanos, el Marketing, etcétera. Los perfiles imprecisos o poco definidos no llaman la atención de los reclutadores.
  1. Quid pro quo. Sigue para ser seguido, comparte para ser compartido
  1. Compartir contenidos de calidad te posiciona como un experto. Sigue las regla de los tres tercios y comparte 1/3 de contenidos sobre tendencias, opiniones de expertos, estudios, 1/3 sobre tus logros, avances y actividad profesional y 1/3 interactúa con otros usuarios
  1. Seleccionar perfiles: es conveniente un crear una red de contactos cuyos perfiles sean sólidos a nivel de experiencia profesional.
  1. Relacionar amistad y trabajo: compartir con amigos información que les sea de utilidad es fundamental. De ese modo, ellos se convertirán a su vez en nuestra propia red de empleo si saben de alguna oportunidad que se ajuste a nuestros intereses.
  1. Actualizar habitualmente: mantener al día el perfil profesional, incluir novedades, aceptar recomendaciones y buscar nuevos contactos de manera continua es determinante para conseguir el éxito. Un perfil estático puede ser disuasorio.

Las empresas especializadas en búsqueda de candidatos, como los departamentos de Recursos Humanos, consideran las redes una interesante fuente de contactos, debido a que además de no suponer ningún coste, resultan ser un filtro interesante al permitir un fácil acceso a datos relevantes como la edad, el nivel académico, intereses, y hobbies, entre otros.

La principal ventaja que ofrecen estas redes es que los currículum aportan mayor cantidad de información útil, por lo que las evaluaciones son más exhaustivas para seleccionar a candidatos. Por otro lado, permiten el acceso a perfiles diversos en muchas localizaciones geográficas ampliándose el espectro de búsqueda. Además, existe una mayor interactividad, la facilidad para contactar con candidatos y la posibilidad de ofrecer información detallada sobre la empresa y el puesto que se desea cubrir”

Es necesario desarrollar redes profesionales, incluso si no estamos en búsqueda activa de empleo, ya que mantener una red de contactos de calidad, puede ser útil ante cualquier circunstancia, debiendo elegir las plataformas más convenientes de acuerdo a nuestros intereses. Cada red social tiene un perfil de usuarios distinto, encontrándose información más o menos completa de perfiles en función de la red. Por ejemplo sitios como MySpace, Hi5 y Facebook muestran las tendencias del comportamiento de los usuarios en la red; en tanto que Linkedln, Twitter, Neurona o CVexplorer.com tienen un claro enfoque hacia la búsqueda de empleo y las relaciones profesionales.