Mónica P.

Tras una larga etapa laboral en Estados Unidos, decidí emprender un nuevo camino profesional en España. Lukkap me tendió la mano para que esa transición fuera lo más cómoda posible, en un momento en el que el mercado laboral no se parecía en nada al que yo abandoné años atrás.
La experiencia ha sido única, tanto por el trato humano recibido, como por el asesoramiento profesional que me han brindado. Han sabido entender mis motivaciones, mis limitaciones y mis aspiraciones, al tiempo que me han sabido asesorar ante mi nueva etapa, demostrando un gran conocimiento y profesionalidad. El trato personalizado se ha extendido mucho más allá del proceso de selección, preocupándose por mi satisfacción tras meses en mi nuevo puesto. La sensación es que Lukkap trata personas, no candidatos.
Cualquier cambio profesional puede dar vértigo, pero hacerlo de la mano de Lukkap genera la confianza y la fuerza necesaria para afrontar cualquier nueva aventura.

Manos de mujer sobre un portátil abierto
Compartir: