Autor: Lukkap
Compartir:

El onboarding es uno de los momentos con mayor impacto en la Experiencia de Empleado en España. Y es que la incorporación a una empresa es el momento en el que se hacen reales, o no, las expectativas previas y la imagen de marca que cada empleado tiene antes de descubrir la realidad, además de marcar el resto de nuestra experiencia laboral en la organización. Por ello, nuestras compañías tienen que hacer vivir y sentir a los nuevos aquello por lo cual han decidido incorporarse a nuestra empresa y no a la competencia.

Sentir que nuestro jefe o nuestros compañeros pasan tiempo con nosotros, contar con agilidad de todos los medios y sistemas necesarios para poder realizar nuestro trabajo, contar con un buddy que reduzca nuestro periodo de adaptación y con el que poder contar en el onboarding u otros muchos componentes, nos ayudarán en estos primeros momentos a comprender que la decisión ha sido la adecuada.

Así pues, ¿por qué es importante que las organizaciones apuesten por cuidar el momento de acogida? ¿Qué beneficios aporta a la empresa y al empleado? ¿Qué impacto tiene en el compromiso de las personas?

«Según la última edición del IMEX -Índice de Medición de la Experiencia de Empleado-, existe una correlación directa entre la experiencia en el onboarding y la vinculación de los empleados con su compañía. […] Cuando una persona vive una experiencia excelente, esta vivencia wow se mantiene en los principales momentos de relación con la compañía, mientras que, si la acogida es peor, su experiencia posterior también lo es.

¿Quieres saber más sobre el IMEX de Experiencia de Empleado? 

imex-empleado-19

Descarga

 

José Luis Pascual, socio-director de Lukkap Experiencia de Empleado & Desarrollo, reflexiona sobre el papel clave del onboarding en la Experiencia de Empleado en un reportaje para La Razón.

Consulta el artículo completo aquí

Onboarding, un proceso de auténtica bienvenida