La experiencia de los pacientes crónicos en tiempos de COVID-19 - Lukkap

Autor: lara.centol
Compartir:

pacientes crónicos

En la situación actual en la que nos encontramos desde hace dos meses, la prioridad de todos nosotros es ayudar a reducir al máximo el número de pacientes contagiados de COVID-19 y ofrecer el mejor cuidado a aquellos que lo padecen. Sin embargo, esto no quita que, en medio del caos de cifras, medidas y ampliaciones del estado de alarma, se nos venga a la mente un colectivo igualmente importante, y ahora más vulnerable que nunca: los pacientes crónicos.

Durante los meses de confinamiento, se han implementado diversas medidas con el objetivo de minimizar el riesgo de estos pacientes y seguir cuidando de ellos. Medidas como la renovación automática de recetas, que evitan que los pacientes tengan que acudir al centro de salud; la creación en hospitales de zonas de baja exposición al COVID-19, para que ningún paciente deje de ser atendido; e, incluso, la protección de estos pacientes mediante la baja laboral.

De la misma forma, desde nuestras organizaciones podemos llevar a cabo medidas para mejorar la experiencia que viven los pacientes crónicos. Medidas que ayudarán a disminuir su preocupación, gestionar su incertidumbre, mejorar su corresponsabilidad… En resumen, a estar más cerca de ellos, mejorando su percepción de salud.

Exprimir la tecnología al máximo

Si hay algo que hemos demostrado en esta crisis es el enorme orgullo que sentimos por nuestros profesionales sanitarios. Solo hay que asomarse a la ventana a las 20:00 para verlo y, sobre todo, para sentirlo. Este orgullo no solo se debe al esfuerzo titánico que han realizado, también a la capacidad de adaptación que han demostrado. Entre otros muchos aspectos, han logrado pasar, en cuestión de días, de una atención mayoritariamente presencial a desarrollar y utilizar con éxito plataformas que facilitan la monitorización remota de los pacientes. Y es justamente aquí donde vemos una oportunidad para los pacientes crónicos.

Los resultados del II Estudio de Medición de la Experiencia de Paciente en la Sanidad Privada en España, vimos que las aplicaciones digitales son una herramienta muy eficaz a la hora mejorar la corresponsabilidad de los pacientes. Es decir, facilitan la autogestión de su proceso y les hace más responsables de su propio cuidado. En concreto, vemos que las aplicaciones involucran al paciente hasta el punto de mejorar su corresponsabilidad en más de 10 puntos, en el caso de la diabetes y de las enfermedades respiratorias. Y no solo eso, además, los datos nos indican que los pacientes que utilizan estas aplicaciones experimentan mayor sensación de mejoría que aquellos que no las usan.

Por este motivo, debemos aprovechar el impulso que nos ha dado el COVID-19 y utilizar la misma tecnología, logística y organización que requiere el uso de estas plataformas, para mejorar también la experiencia de los pacientes crónicos.

 

Estar presentes, incluso cuando no estamos

Los pacientes tienen muy claro cuáles son los tres aspectos más importantes a la hora de elegir el centro en el que tratarse. Al preguntarles, hacen referencia a tres elementos: la ayuda del equipo médico durante y después de la hospitalización; la seguridad a lo largo de todo el proceso y disponer de facilidadesdurante la gestión de este.

No hay duda. Los tres son fundamentales en la experiencia de paciente. Sin embargo, por el momento en el que nos encontramos, debemos poner especial foco en el primero. Actualmente, esto es más difícil que nunca. Los pacientes están lejos, ya que les hemos pedido no acudir al centro médico si no es estrictamente necesario. Pero si hay algo en lo que todos estamos de acuerdo, es que queremos seguir cuidando de ellos. También en la distancia.

¿Qué significa para los pacientes estar presentes en todo momento durante su enfermedad? Para ellos, esto es:

  1. Tener una figura referente y entender cómo puede ayudarle durante su patología. Por ejemplo, acompañándolos y estando a su disposición cuando lo necesita.
  2. Tener acceso a dicha figura para resolver dudas y recibir ayuda en caso de complicación.
  3. Disponer de consejos que les ayuden a cuidarse mejor y hacer su día a día más sencillo, además de evitar complicaciones o recaídas.

Una llamada para recordar cómo contactar con nosotros, un consejo que mejore su autocuidado, una indicación que prevenga una posible crisis… Acciones sencillas que se pueden llevar a cabo de manera muy simple y que nos ayudará a estar presentes, incluso cuando no estamos.

Comprenderle de verdad

Estos días hemos leído y aprendido mucho sobre la experiencia del paciente COVID-19: qué síntomas tiene, qué momentos vive, qué emociones predominan en cada momento… Información realmente útil para comprender de verdad qué supone pasar esta enfermedad -más allá de los detalles médicos que muchos de nosotros ya podemos recitar de memoria-, y poder aportar dónde nos necesitan.

Ahora proponemos dar un paso más: hacer todo lo que está en nuestra mano por comprender, no solo al paciente de coronavirus, sino a todos aquellos pacientes crónicos que están viviendo esta situación de manera delicada. Solo así podremos saber qué necesitan de verdad, y dar lo mejor de nosotros para ofrecérselo.

Y esto empieza por comprender el proceso que viven de manera íntegra. No solo cuando están de manera presencial en nuestros centros u hospitales, o cuando hacen uso de nuestros servicios. Sino también cuando están solos, en su día a día, y tienen que lidiar con emociones como la incertidumbre o el miedo.

En definitiva, ahora más que nunca debemos bajar una marcha, hacernos preguntas y reflexionar: ¿cómo están viviendo estos pacientes la actual situación? ¿Qué estamos haciendo nosotros para ayudarles? ¿Qué áreas no hemos cubierto aún? Entender qué viven momento a momento nos va a acercar a los pacientes de verdad. Y nos va a ofrecer las guías sobre las que trabajar para mejorar su día a día y su percepción de mejora de su salud.

 

¿Te ha gustado? Te recomendamos seguir leyendo:

¿Cómo es la Experiencia del Paciente COVID-19?

¿Tiene impacto la Experiencia de Paciente sobre la percepción de mejoría de la salud?