Buenas prácticas para acompañar a los empleados durante el COVID-19

Autor: alba.paradelo
Compartir:

covid-19

En cuestión de días las compañías se han tenido que adaptar al teletrabajo, a las nuevas formas de liderazgo y a la gestión de equipos desde las distancia, ¿pero qué acciones clave se están llevando a cabo para dar respuesta a las nuevas necesidades de los empleados? Descubre en este artículo algunas de las buenas prácticas que están implantando las organizaciones para acompañar a sus empleados desde la distancia durante y después del COVID-19.

Nos encontramos en un momento complejo y sin precedentes donde, en un corto periodo de tiempo y con mucho escepticismo inicial, la mayoría de las empresas se han visto obligadas a enviar a todos sus empleados a casa. Una situación que ha desencadenado multitud de preguntas como ¿por cuánto tiempo? Tenemos que continuar trabajando, pero ¿cómo?”, “¿Qué necesita nuestro equipo para trabajar en casa?”, y que seguramente a más de uno nos resultan familiares. 

¿Cómo responder a las necesidades de los empleados? 

Ante el nuevo contexto, las compañías se han intentado acoplar a esta situación empezando por dar cobertura a las necesidades más relacionadas con los recursos materiales y digitales que nos han permitido conectarnos y comunicarnos desde cada salón y cada despacho improvisado de nuestros hogares. Sin embargo, aunque todas estas medidas han sido necesarias y hemos podido superar los dos primeros meses con éxito, la situación se alarga y no sabemos cuánto tiempo deberemos estar trabajando desde casa. Por ello, es importante replantearnos nuevas formas de relacionarnos con los trabajadores.

Así, para poder dar respuesta a sus nuevas necesidades, lo que tenemos que hacer es muy sencillo: ¡escuchémoslos! Si lo hacemos, los mismos empleados seran quienes nos darán la llave para saber en qué invertir los recursos, cuáles son sus necesidades yespecialmente, qué cambios son los que más van a impactar en la satisfacción y experiencia con la compañía. En esto consiste la Experiencia de Empleado.

Acciones clave para acompañar a nuestros empleados

Con los resultados en la mano, es momento de comenzar a realizar acciones de gran impacto tanto a día de hoy como en los próximos meses. Por ello, a continuación te dejamos algunas de las buenas prácticas que están llevando a cabo diferentes compañías para acompañar a sus empleados desde la distancia:

Comunicación constante y directa 

Lo hemos leído en todos los artículos estos días, pero es que la comunicación es el vehículo perfecto que las compañías tienen hacia la confianza y la seguridad de sus empleados; dos aspectos fundamentales que reducen la incertidumbreEso sí, comunicar basándonos en datos objetivos será fundamental para saber cuál es la situación que está atravesando la compañía y, de esta manera, comenzar a “remar” todos hacia la misma dirección. ¿A través de qué canales podemos hacerlo? 

  • Videoconferencia o directo a través de una plataforma colaborativa por parte de la dirección, aportando apoyo, compresión y motivación a los empleados.  
  • Boletín diario de comunicación en el que podemos introducir diferentes contenidos: situación de la compañía, nuevos retos, proyectos en los que estamos trabajando, relatos de los empleados, etc. 
  • Reuniones semanales de equipo con los que alinear la dirección y los objetivos, además de priorizar actividades y potenciar el trabajo en equipo. 
  • Buzón del empleado donde poder volcar las dudas, necesidades o incertidumbres que podrán ser respondidas en el boletín diario o en otro canal de comunicación. 
  • Comunicación específica sobre el Covid-19 a través del portal del empleado o la página web. De igual manera, son numerosas las compañías que aprovechan este espacio para darle un soporte a sus equipos en cuanto a dudas de pólizas, atención de sanitarios voluntarios, encuestas, tips y buenas prácticas de higiene, entre muchas otras cuestiones. 

Apoyo emocional 

La salud mental de nuestro equipo es una de las mayores preocupaciones de muchas empresas. Y es que comprender y gestionar las emociones es clave. Por ello, han nacido grandes iniciativas como: 

  • Teléfonos de apoyo 24/7 donde un psicólogo o un coach en inteligencia emocional nos va a dar el soporte necesario para sobrellevar el duelo por un familiar enfermo, el aislamiento o la incertidumbre y el temor por el futuro. 
  • Formaciones específicas en Inteligencia Emocional dirigidas tanto a los managersencargados de saber motivar y guiar a los equipos en un momento de tensión, como a los empleados, quienes deben dar el 100% para ganarse a un nuevo cliente, concentrarse en actividades intensas o simplemente, sacar su tarea de manera exitosa.  
  • Espacios de colaboración y apoyo entre compañeros en los que compartir experiencias, sensaciones y emociones fuera del ámbito laboral.

Conciliación de la vida profesional y la personal

Teletrabajar y estar al cuidado de menores o mayores no es nada fácil. Por ello, existen diferentes herramientas o prácticas que pueden hacer más llevadero combinarlo:

  • Trabajo flexiblesi bien todos nos debemos ajustar a unos horarios, es más que comprensible que los niños no atiendan a ellos. Flexibilizar y personalizar en base a cada situación se convertirá en clave del éxito.  
  • Nueva agendaconcentrarse no es sencillo en este momento, por ello, es importante que sepamos organizar nuestro día, priorizar o realizar pausas cuando sean necesarias, etc. 

Aprovechar el momento 

Son muchas las organizaciones que se encuentran con una menor carga de trabajo. Si nos encontramos en este casoaprovechémoslo para impulsar la formación en idiomas, en herramientas tecnológicas, programas específicos o en habilidades necesarias para nuestro desarrollo. Potenciar esa práctica como compañía hará que aumente el engagement de nuestros empleados. 

De manera paralela, motivar a los empleados es esencial en estos momentos. Por ello, proponemos realizar retos en forma de proyectos transversales e iniciativas viables para el negocio. 

Nueva vida, nuevos hábitos 

De la mano de movimientos como #EntreTodosEsMásFácil, #QuédateEnCasa o #EsteVirusLoParamosUnidos han surgido diversas iniciativas en las empresas contra el aislamiento y que fomentan la diversión. Y es que debemos cuidar del bienestar físico y psicológico de nuestros equipos: 

  • App y vídeos orientados al entrenamiento personal 
  • Cocinemos juntos¿preparamos nuestro plato favorito? 
  • Programas de cultura (cine, teatro, conciertos, etc.) 
  • “Siéntate en la mesa y disfruta con tus compañeros”. Uno de los aspectos más relevantes que los empleados echan en falta son los momentos lúdicos. Por este motivo, son numerosas las compañías que han comenzado a realizar cafés virtuales o las míticas cañas después del trabajo a través de plataformas colaborativas. 

En definitiva, debemos llevar a cabo pequeñas acciones con un gran impacto en nuestros equipospuesto que nacen de sus necesidadesintereses e inquietudes. Unas necesidades que, muchas de ellas, han venido para quedarseAprovechemos esta situación que nos deja el COVID-19 para trabajar un momento tan importante y crítico en la experiencia de nuestros empleados que marcará no solo el presente, sino el futuro de su relación con nuestra compañía. Por ello, cada acción cuenta.

 

¿Te ha gustado? Te recomendamos seguir leyendo:

Inteligencia emocional: qué es y cómo trabajarla

Liderazgo en remoto, claves para gestionar y motivar a nuestro equipo